Inventando de memoria en Dpila

La imaginación procede siempre de la memoria. Sin las imágenes previas del cuerno y el caballo blanco, habría sido imposible concebir la figura del unicornio. Esta idea es extensible, desde luego, al ámbito de la innovación y el desarrollo comercial. Muchos de los avances prácticos más significativos son la consecuencia de la integración de elementos ya existentes en una nueva idea: el caramelo con palito de Enric Bernet, conocido como Chupa Chups, o el futbolín de Alejandro Finisterre, que fusionó el fútbol y el tenis de mesa buscando una solución de diversión para los niños hospitalizados, son ejemplos archiconocidos de inventos españoles que han respondido firmemente a esta premisa.

Jamás se crea de la nada. Siempre nos apoyamos en lo ya existente para evolucionar, avanzando hacia el progreso mediante la combinación de todo aquello que tenemos a nuestro alrededor.

En el ámbito de los servicios, desde luego, las fusiones de experiencias son una tendencia al alza plenamente consolidada. La combinación de gastronomía y panorámica ha dado lugar a la proliferación de restaurantes ubicados en entornos únicos con vistas fabulosas; y la de la enología y el turismo ha provocado la creación de espacios enológicos que ya no son meras bodegas, sino también restaurantes, hoteles, museos, centros de ocio y grandes tiendas de recuerdos.

Así, una de las tendencias que está surgiendo con fuerza en el sector restauración son los honesty bares, que aúnan dos conceptos —bar y hogar— en una propuesta original, altamente satisfactoria para sus usuarios: ‘el bar como en tu casa’, en el cual puedes ir tomando las bebidas y los piscolabis con absoluta libertad, en un ambiente cómodo, distendido y natural, con total autonomía y confianza, anotando tú mismo las consumiciones para pagarlas al irte. Un modelo de establecimiento que está ganando adeptos y gozando de una extraordinaria popularidad en los lugares más chic del planeta.

En Dpila, fieles también a este principio de innovar a partir de la fusión de las mejores ideas y experiencias, hemos incorporado un honesty bar a nuestro centro de Madrid. La satisfacción sensorial vincula, de este modo, nuestros servicios de depilación láser con un agradable espacio de desconexión y relax situado en el mismo corazón madrileño. Y es que nos preocupamos tanto por nuestros clientes que pretendemos hacerlos sentir como en su casa. De ahí nuestro honesty bar.

Porque continuamos innovando, mejorando lo presente.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.